viernes, 31 de diciembre de 2010

En la frontera del tiempo.



Una exigua y sutil línea,
Un débil y tenue filamento
Que une y separa
El tiempo viejo gastado
Y el joven tiempo llegado.

Hoy final de etapa
Mañana inicio de ciclo,
Hoy diciembre helado
Mañana enero congelado.

Hoy treinta y uno
Mañana sólo uno,
De treinta y uno.

Certezas pasadas hoy y ayer
Dudas que llegan mañana y pasado
Sueños que brillan ahora
Para brillar después, también.

Viernes que muere dormido
En sábado que nace aturdido.

Ahora 23 59 59 del 31 12 2010
Ahora 24 00 00 en la frontera 2011 2010
Ahora 00 00 01 del 01 01 2011

En un instante imperceptible
En un momento irrepetible,
En la frontera del tiempo,
Acotando nuestras vidas
Que fluyen de principio a fin,
Sin fin y sin principio.

viernes, 24 de diciembre de 2010

Solsticio de amor y amistad.

De nuevo el amor y la amistad
retornan al solsticio de nuestras vidas
para tomar impulso renovado
y continuar su camino elíptico
alrededor de la luz y la esperanza,
eternamente.

domingo, 19 de diciembre de 2010

De repente, súbitamente, sin preparación.



De repente llegan las ideas para dar luz a los sentimientos que súbitamente se instalaron en nuestro parabrisas ofreciéndonos un horizonte tan mágico y real como el camino recorrido que vamos viendo a través del retrovisor izquierdo, pues el derecho marca el límite del abismo que no debemos pisar pero pisamos sin estar lo suficientemente preparados para abandonar la ruta que el GPS vital ha organizado.

De repente todo puede cambiar y cambia en algún momento de nuestras vidas y en ese instante es preferible no estar preparados para que la conmoción sea mayor, agite nuestras convicciones y derrumbe el equilibrio que hemos construido a lo largo de tantos años.

De repente todo cambió: la luz y el color del cielo, el sonido de la atmósfera, el olor del aire, el gusto dulce y amargo de la vida y el tacto que damos y recibimos de las personas que nos rodean. El sentido común desaparece para ofrecernos otras realidades ocultas detrás de la rutina diaria.

De repente también llegará otra vez el orden heredado en nuestros genes, e impuesto por la sociedad, para reconducirnos a la autopista general que nos lleve al destino inicial, pero sabiendo que hay otras vías más difíciles y peligrosas con menos tráfico y más emoción que, sin duda, volveremos a transitar.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Poema dramático inacabado.


Intuyo el final que llega directo
A mi último suspiro.

Se acerca veloz en el huracán,
En el torbellino de la angustia
Que crece a cada instante
Alrededor de mi espacio etéreo.

El viento gélido golpea mi rostro
Filtrándose por las rendijas tristes
De mis ventanas oxidadas
Por la niebla gris lluvia
De tu permanente ausencia.

Golpean campanas metálicas
Que anuncian una hora indefinida
En esta tarde de ocaso definitivo.

Un concluyente recuerdo
Asoma a mi mente nublada
Iluminando como fuego de artificio
Tu imagen dulce y sonriente
Ajena a esta huida perpetua
Del desasosiego que abrazo.

Y es ahora, en este último instante,
Cuando comprendo que tanta congoja
Ha sido injustificada e innecesaria.

Suena el teléfono anunciando tu nombre,
Arremete tu voz que me nombra, desesperada,
Sin tiempo y sin espacio para escucharte
y para a

sábado, 11 de diciembre de 2010

Camino sin fin, sin meta.



"Andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos"
Julio Cortázar

"Si no me buscas puede ser que algún día me encuentres"
Manolo Tena

Camino sin fin, sin meta,
En busca de ti, sin mí.
Te encuentro en la esquina,
En mi esquina de siempre,
En el giro radical de mi rumbo
Hacia ninguna parte.
Pero te marchas, desapareces.
Quizás regreses en otro tiempo,
En otra calle de otra ciudad,
De otra vida, de otro mundo,
De mi mundo que espera, de nuevo,
Encontrarte en mi camino,
Sin fin, sin meta.

Rojo, verde y transparente.




Triángulos que forman rombos
alternando el color
y la geometría del espacio
buscando la figura posible
en un vacío infinito.

Silencio.



El silencio de las líneas rectas, puras,
que cortan el aire
volando en el espacio
y sosteniendo el tiempo
que nos cubre.

De repente.



Líneas curvas,
estrellas en círculo,
bóvedas de araña
que nos atrapan y nos protegen
hasta el infinito, de repente.

Sobre la muerte.


viernes, 10 de diciembre de 2010

Tu yamur magnetiza mi aire.


Contemplo, absorto, el haz de luz
Irradiada en las esferas doradas,
Perfectas e inmutables,
Sin principio y sin fin,
Ensartadas en el eje vertical de tu yamur
Rematado con la flor del misterio,
Que resplandecen con rayos lucientes
Uniendo tu cielo azul y mi tierra yerma
Convocándome a la oración
Y a la comunión con tu esencia.

Yamur que gira como faro,
Como derviche giróvago,
En torno al “Axis mundi” de mi vida,
De nuestras vidas unidas por tus destellos
De luz oro, oscilante y cautivadora,
Y mi cuerpo oscuro que la absorbe
En la cúpula del tiempo,
En el minarete del cosmos.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Lectura a la orilla del mar del llanto.


No lloro de miedo al olvido,
Tampoco lloro por error
Ni lloro de rabia contenida.

No sé llorar de alegría,
Y en mi vida he llorado por lástima
Ni siquiera lloré la tristeza fría.

No lloro el dolor físico,
Menos lloro por el alma herida
Y jamás lloraría por injusticia.

Sólo lloro cuando tú lloras
Porque tu llanto provoca mi llanto,
Sin otra causa, por simpatía.

martes, 23 de noviembre de 2010

Otoño dentro y fuera de mí.


Caen las hojas de álamo
Como descienden las hojas
Del almanaque de mi vida:
Una tras otra, día a día,
Lenta pero inexorablemente
Acercando el desenlace final.

Sopla el viento frío
Como exhala mi voz
Que apagada te nombra,
A favor de su corriente,
Soñando que débilmente
Llegue a tu destino.

Calan las gotas de lluvia
Como ahogan las lágrimas
Que resbalan por mi mejilla
Cuando recuerdo el tiempo
Escondido en el pasado,
Tras un débil escalofrío.

Oculta la niebla el horizonte
Como disfraza mi piel
Las cicatrices del desánimo,
Imposible de remontar la zozobra
En una nueva primavera
Que nunca vendrá a salvarme.

Llega el otoño siempre,
Como mi otoño perpetuo,
A acompañar mi triste hoy
Envolviéndome, de nuevo,
Con hojas, viento frío y lluvia gris,
Otoño dentro y fuera de mí.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Reencuentro.



Han pasado los años, no tantos, y todavía está muy presente en nuestra piel y en nuestros corazones la huella marcada por el espíritu que nos unió en nuestra juventud intentando mejorar la vida de las personas, de la ciudad y de nosotros mismos.

Dejemos volar a nuestra imaginación
En el bosque de la memoria
Y en cielo de los recuerdos,
Seguro que nos encontramos.

Después de conocerte
Cada día me sorprendes,
Divina la capacidad de sorprendernos.

Yo os miro con otros ojos
Y os veo igual que hace años,
Los cuerpos cambian algo
Pero el espíritu juvenil no tanto.

Gracias primo,
Tú si que eres amigo,
En cuerpo y espíritu.

Hicimos guerrillas por esos campos
Y reuniones con estufas de butano.

Para mí fue un día especial
Reencontrarme contigo.

No me acuerdo de sus nombres,
Mariano haz los honores.

Con sus ganas de “volverse a ver”
Lo convirtieron en mágico, otra vez.
Muchas gracias por hacernos pasar
Un día tan entrañable, ¡nada más!

Escoltamos a Jana peligrosamente
Y levantamos acta del evento.

Cruzamos miradas a través
Del objetivo pantalla,
Flores para mis amigas de antes,
De siempre y de ahora.

El tablón de los recuerdos
Cuenta la historia de unas vidas,
Con reliquias del pasado
Y yo parezco el padre de todas.

Detrás de esa cara angelical
Había un hombre excepcional,
Afortunada yo de haberle conocido
Y tenerlo como amigo.

La aureolas colapsan
Y producen distorsiones
De la realidad
Y de los corazones,
Demasiadas emociones.

La Sección Juvenil nos unió
Con amigos para siempre
Y amigas clandestinas,
¡Menuda vida!

Los "tunantes" cantan
A la cortina del tiempo
Mientras los "nenes" hacen Fragel
Como casi siempre.

Os recuerdo a todos
Con cariño tremendo
Gracias por hacer posible
El encuentro.

En el bosque habitan nuestros recuerdos y nuestras emociones, cuidémosle para que continúe creciendo con nosotros en el tiempo.

Gracias por haber formado parte de mi vida,os quiero a todos.

Los tertulianos de la Sección Juvenil HDSAB

miércoles, 17 de noviembre de 2010

La nueva masculinidad.


¿Un hombre nuevo, quizás?

Remando llegó al salón,
El Capitán John Smith,
Surcando profundos mares,
Venciendo mil tempestades.
Incumpliendo lo aprendido.

Apenas atraca en su Isla,
Interioriza el papel,
Luces, tramoya y sonido
Es la enésima sesión.
¡Comienza ya la función!

Pocahontas sale a escena
Princesa fuerte y activa,
Apenas cumple tres años
Pero es la protagonista,
Directora y guionista.

¡Qué lección de libertad!
Ser partenaire eligió
En el juego de la vida.
Ser padre fue su elección.

¿Un hombre nuevo, quizás?

rosacandel.es

martes, 16 de noviembre de 2010

Diálogo de corazón.


Me alegra que su corazón
Se exprese de nuevo
Y amanezca un sol de esperanza
En vuestro horizonte.

Gracias,
También mi corazón está feliz,
Gracias por estar ahí, siempre.

lunes, 15 de noviembre de 2010

El hombre neutro. (Miguel Delibes)


Para el hombre de fe la dicha no es de este mundo. Se acomoda a los malos medios ante la esperanza de un buen fin.Y quizás esta esperanza le facilite mayor motivo de dicha que la que puede obtener aquel que busca, sin saciarse, hasta la última gota de placer. No; la realidad de la vida terrena no es para el creyente, pero tampoco para el vicioso. Para aquél la vida es una esperanza y un hastío para éste. La vida terrena es del hombre neutro; de quien no ha puesto la base de su felicidad en nada caduco, finito, limitado, aunque tampoco en una vida ulterior; de quien ha hecho de la vida una experiencia sin profundidad, altura, consistencia ni raíz...
Don Mateo Lesmes en "La sombra del ciprés es alargada" 1947.
Miguel Delibes

domingo, 14 de noviembre de 2010

París-Tombuctú (1999).


"Siempre pienso que todo lo que hago es una mierda, pero me he esforzado por singularizarme, por crear un estilo que va de lo coral a las angustias de algún ser en concreto, algo que he conseguido en París-Tombuctú".
Luis García Berlanga

jueves, 11 de noviembre de 2010

Porque me sonríes.



No hay mejor regalo
Que la sonrisa cómplice
De la persona amada.

Porque me miras cuando,
Escondido en mi sombra,
Te miro hipnotizado
He intento atrapar en mi retina
La luz que tu mirada irradia.

Porque me hablas cuando,
Enmudecido en mi silencio,
Te escucho con todos mis oídos
Atentos a tu canto dulce
De sirena que me encanta.

Porque me acaricias cuando,
Paralizado en mi cuerpo,
Te siento en el calor que emana
De tu mano siempre atenta
A mi piel que te reclama.

Porque me sonríes cuando,
Perdido en mi gozo,
Te sonrío en el cariño
Que alegre acompaña
A mi deseo que aguarda.

Porque no hay mejor regalo
Que tu sonrisa cómplice
En el instante que me amas.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Hay un mar negro.


Existe un mar negro y tenebroso,
Que baña las costas de mi ánimo,
Donde el Sol se oculta tras las nubes
De mi sombrío horizonte
Induciéndome al naufragio.

Es un mar profundo e inhóspito
De lecho volcánico y aguas grises.
Tan sólo los peces negros,
En su tránsito de Alaska a Siberia,
Soportan la temperatura helada.

Las gaviotas de la alegría volaron
A océanos más cálidos y fructíferos
Y los barcos que pescan la vida
Buscan caladeros luminosos
Y aguas más claras y transparentes.

Tan sólo las sirenas, condescendientes,
Vienen a rescatarme, en la mar ceniza
De cielo de tinieblas claroscuro,
Del letargo de mis deseos frustrados
Y de la melancolía que me acompaña.

Yo navego encantado y en paz
En este mar triste y desolado,
Pero sus cantos me hipnotizan
Y me sumerjo con ellas en sueños profundos
De mares azules y sentimientos anhelados.

Epílogo:
Surcamos océanos y mares
Amparando a los náufragos
En su última singladura,
Nuestra melodía les envuelve
En el rumbo a otra vida.
Las ninfas marinas.

jueves, 21 de octubre de 2010

Tu nombre ilumina mis sueños.


No hay nada más real
Que el amor soñado.

Tu nombre da luz a mis sueños
Que sueñan amarte.
Ilumina el camino nocturno hacia ti
Encontrándote a cada instante.
Alumbra en la oscuridad de mi noche,
De tu noche soñada conmigo.
Incendia mis sentimientos dormidos
Sin quemarme, sin quemarte.
Deslumbra mis ojos cuando te miro
Y me miras, aun sin mirarme.
Encandila la piel que me cubre
Reflejando tu aureola divina.
Ciega mis pensamientos banales
Y anula la voz que te olvida.
Resplandece en amaneceres
Vaciando el tiempo que estás ausente.

Despierto y sigo soñando con tu nombre,
Pues no hay nada más soñado
Que el amor real que sueña tu nombre.

Apostilla:
He soñado que entraba en tus sueños
y juntos soñábamos el mismo sueño.
Despierto y estás aquí, a mi lado.
¿Seguimos soñando?
Tu onírica musa nombrada

miércoles, 6 de octubre de 2010

Consejo B3A-11:



Si piensas: ¿Qué piensa?,
No podrás expresar
Lo que sientes…
Y que él lo sienta.

Si deseas acercarte
Y no lo intentas,
Aumentará la distancia
Entre ambas partes.

Si esperas el abrazo
Que calme tu deseo,
Perderás la ocasión
De abrazar tú primero.

Si piensas y te acercas,
Si expresas y abrazas,
Sentirás la respuesta
Que ojalá sea perfecta.

jueves, 23 de septiembre de 2010

El 22.



"With everlasting love"

Ha llegado el veintidós,
Tan pronto que no acierto
A preparar algo que conmemore
Este aniversario capicúa.

Tantos años juntos y tan pocos
Que no abultan casi nada.

Hemos convivido en los cuerpos,
En las ideas, en los sentimientos.

Pero continúa ese "tira y afloja" existencial
Que todavía nos mantiene en vilo,
Ayudándonos a soportar
Las tempestades producidas
Por las chispas generadas
En el roce de la cotidianidad.

Desde luego el mejor fruto Ella,
Y los mejores momentos
Cuando nos sentimos enamorados.

Ojalá se renueve el amor
Después de cada tormenta.

Veintidós besos, veintidós abrazos,
Veintidós buenos augurios de quien te quiso,
Te quiere y confía en seguir queriéndote.

¿Te espero en el trigésimo tercero?

viernes, 17 de septiembre de 2010

Una tarde cualquiera.



En esta tarde de estío
Sentado tras la ermita,
Con todo el tiempo ya vivido,
Intento reflexionar con calma
Sobre huellas que los años sufridos,
En mi envejecido cuerpo,
Han grabado en mi alma.

Ya no es tiempo de enmendar errores,
Si acaso hubo, ni de planear acciones
De largo recorrido.
El camino ya está andado
Sólo queda la espera final de mi vida.

No me arrepiento de nada,
Fui víctima del destino.
La vida me llevó,
Me empujó sin contemplaciones
Y no pude evitar tantas desilusiones.

Llegan viajeros buscando la foto,
Con San Caprasio de testigo.
Congelarán este instante de rutina
En una tarde cualquiera de verano,
Asomándome a mi propia ruina.

Marcho con ellos,
Sin dejar Santa Cruz.
Han robado mi alma,
Ahora viajará muy lejos
En el interior de la cámara,
Y en el tiempo.

martes, 7 de septiembre de 2010

Bai Navarra, bai.



Vamos camino de Navarra
Que Javier nos aguarda
En su castillo naranja.
Parada en Ejea,
A comer de cualquier manera,
Derramo el café en la barra de Nerea.

Stop en Sádaba,
Foto al castillo,
Salir corriendo que algo aprieta.
Pasamos por Sos con prisa
Y también por Sangüesa,
Por fin Javier nos recibe
En su hotel de princesa.

Teatro en la calle nos espera:
"El marido cornudo por méritos propios"
Y la Señora actuando, de qué manera.
Pinchos de tortilla en la cena
Con rosados y alguna hamburguesa.

Noche de colchón torcido
Que el cuerpo sufre dolorido,
Desayuno tranquilo y vamos pitando
Que los Pirineos se acercan.

Valle de Salazar con Gaztea,
El vasco que no entendemos
Pero la música nos camela.

Ochagavía primero con Muskilda
Y el puente medieval cruzando el río.
Comida en Isaba tras la visita gañote,
Pensión de Lola con la servilleta 393
Y el clavo oxidado cual garrote.

Buscamos el dolmen en Belagua
Y recorremos el Hayedo de los Sentidos
Agarrados a la cuerda, con los ojos dormidos.
Regreso por el Roncal,
Que están de fiestas patronales,
Queso para vender y carreteras comarcales.

Por las noches a cenar en Zangoza,
La mujer de la curva nos observa
Camino a su trabajo de alerta.
El camarero antipático del Leyre,
Que ni siquiera saluda,
Cambiaremos de bar
Con gente más alegre.

Control de seguridad en Jaca,
La policía asustada,
El fusil apuntando a las pestañas.
Visita guiada, clarete y tapa,
Comida en el Biarritz muy guapa.
San Juan de la Peña, arriba y abajo,
Santa Cruz de la Serós con sus iglesias
Y el abuelo a la sombra descansa.

Visita a Roldán en Roncesvalles
Y a los vecinos de San Jean en Francia.
Regreso a comer a Orreaga
Y el salero se esparrama.
Italianos orando ante Santiago peregrino,
Con un euro damos luz a su camino.
Orbaizeta abandonada,
Con su fábrica de armas arruinada.

En la foz de Lumbier
El túnel traspasamos
En busca del clavo 62
Que desvele el misterio gazteano.

Los monjes de Leyre
Cantan sus gregorianos,
Les robamos las fotos
Aunque alguien proteste.

A Pamplona ya no hemos de ir
Porque ya llegamos.
La plaza de toros dispuesta
Para fotografiarnos tras la barrera.
Recorrido inverso del encierro
Por estafeta al ayuntamiento.
Saludos a San Fermín,
Así de chiquitín.
Comida en Café Iruña,
En la Plaza del Castillo.
De tiendas por la tarde
Hasta agotar el bolsillo.

El valle de Ansó atravesamos
Y volvemos a Lola,
Que nos espera en Isaba
Con la ternera cruda, poco asada.

Subida al puerto de Larrau,
Las palomeras camufladas.
Impresionantes vistas verdes
A un lado y otro de la frontera.
La Selva de Irati, abajo, el otoño espera
Y las vacas que pastan a su manera.

Se acaba el viaje, con calma.
De regreso a La Mancha,
El Jamón de Teruel
En la autovía nos reclama.
El Torico no ha crecido
Pero sigue tan bonico
Encaramado en su pilastra.

Volveremos a Navarra
A resolver los misterios
De este viaje con alma.

domingo, 22 de agosto de 2010

Noche de "magas" en Tacoronte.



Noche mágica en isla afortunada,
Acordes canarios en escena,
Sombreros que tocan cabezas que bailan,
Debajo del negro, tu cara.

Sonrisa perdida en boca cerrada,
Pañuelo blanco que cubre tu pelo,
Pendientes dorados que adornan tu vuelo.

Blusa roja abombada que nace
Alrededor del cuello espigado,
Puños cerrados de brazos
Que giran en ángulo recto.

Falda gris de rayas plisada,
Que juega con otras
Al ritmo de la isa bailada.

Instante fugaz atrapado,
Que la retina no graba,
El tiempo se detiene en el giro
De tu misteriosa mirada.

El Teide.

jueves, 5 de agosto de 2010

La cúpula amarilla.

Cupulando.



En La Orotava.

Ocaso en Puerto de la Cruz.



Si soy consciente de mis actos
Y conozco la repercusión de mis palabras,
Sé que he perdido la inocencia.

¿Puedo retroceder el contador de mi vida
procurando recuperarla?
¿Puedo limpiar mi mente de pensamientos oscuros
Y mi alma de manchas que ofenden?

El calor del verano ha secado el río interior,
Evaporado la brisa que refrescaba la pasión
Cuarteando la capa de seda que cubre mi tiempo.

Ha dejado de fluir el hálito
Que marcaba el ritmo de mi vida.

Los Chicos de la Cruz Roja.



Bajamar, Punta del Hidalgo.

Pensando.



El verme así no te asombre
pues mi amor es tan sin par
que aquí me he puesto a pensar
si hay más que hacer por el hombre.

Icod de los Vinos.

viernes, 18 de junio de 2010

Dios según Saramago.



Después de crear dentro de nuestra cabeza una idea de Dios, acabamos, paradójicamente, haciéndole nuestro creador, creador del propio ser que lo creó. Es decir, creamos a Dios y luego creemos que ha sido él quien nos ha creado a nosotros... También creamos esa otra abstracción a la que llamamos diablo y lo acusamos de ser culpable de nuestras propias maldades... ¿Quiere mayor absurdo?
A mí me parece una tomadura de pelo. No tiene sentido que necesitemos engañarnos para vivir.

miércoles, 16 de junio de 2010

Miradas.



Si nombro tu nombre, me miras.
Si nombras mi nombre, te miro.

Si te miro cuando tú no me miras,
Sientes que te estoy mirando.

Si tú me miras cuando yo no te miro,
Adivino que me estás mirando.

Si tú me miras y yo te miro,
Finjo que no te miro.

Si yo te miro y tú me miras,
Sonrío y miro hacia otro lado.

Si nombramos nuestros nombres,
Al unísono, inesperadamente,
Y encontramos nuestras miradas
En la línea que nos une
Y acorta la distancia que media
Entre tu sueño imposible
Y mi realidad fantástica,
Salta la chispa y el rayo
Que nos hipnotiza y hechiza
Silenciando el sonido de nuestras voces,
Congelando el tiempo en un segundo inmenso.
Y es ahora, en este instante,
Con nuestros ojos,
Pendientes de nuestros ojos,
Cuando vivimos la pasión
Que nos quema por dentro
Y nos mira por fuera.

Si te nombro y te miro
Mírame por mi nombre,
Que es tu nombre.

lunes, 7 de junio de 2010

No tengas miedo.



Bienvenido, estás en la vida.
No tengas miedo, de nada sirve.
Asume el riesgo, es necesario.
Para qué la prudencia excesiva
Si te impide gozar sensaciones nuevas.
El dolor, cuando llegue, será inevitable
Pero el sufrimiento es opcional.
La muerte no te importe,
Asúmela como parte de la vida.
No, no tengas miedo,
Vive, tan sólo vive,
No tendrás otra oportunidad.
¿O … tal vez sí?

viernes, 4 de junio de 2010

Al cálido viento de la sílfide en los llanos del alma.

Quiero escribir este poema,
que brota de mi alma,
para cantar ahora
la nostalgia que siento
cuando en ti pienso
y se altera mi calma.

Llegaste un día de otoño
y mi mente giraba,
cual veleta desorientada,
por los vientos fríos
del perdido destino
y la tristeza cansada.

Cambió mi rumbo al momento
con tu sonrisa de hada
y tu hechizo fraterno.
Se iluminó el futuro,
que oscuro me atenazaba
y amaneció la esperanza.

Quiero aventar este poema,
que de mi corazón brota,
para dejar constancia
de la nostalgia que siento
cuando en ti pienso
y se calma mi alma.


martes, 1 de junio de 2010

El túnel de la ausencia.



"No hay mayor tragedia
Que aquella que nos toca vivir"

Has llegado al túnel de la ausencia
No preguntes cómo ni por qué,
No merece la pena,
No hallarás respuesta.

La oscuridad y el dolor del alma
Te atrapan, te paralizan, te ciegan.

No ves la luz de la salida
En este túnel sinuoso
Que debes recorrerlo sola,
Pues no hay marcha atrás
Y la entrada quedó bloqueada.

Piensa en él, piensa en ti,
Piensa en las personas que
Te acompañan en el sufrimiento,
Ellas también recorren
El túnel de su ausencia.

Marcará tu vida, de por vida,
Soñarás con él, vivirás con él
En otro espacio mágico,
En otro tiempo detenido.

Como un punto blanco,
En el oscuro horizonte,
Vendrá la luz a rescatarte.
Es tu luz y la de él
Que guiará tus pasos
Hacía en final del túnel de la ausencia

Llegarás a la salida,
La luz exterior te acogerá
Con su cálido abrazo.
Ya no molestará la alegría
Ni el color de la vida.
Habrás superado la prueba
Que, incomprensiblemente,
Te tocó vivir, nos tocó vivir.

El recuerdo, su recuerdo,
Seguirá contigo, para siempre,
Y sus lágrimas servirán
Para aclarar la visión
Del camino que todavía
Seguirás recorriendo,
Con la ilusión renovada
Y compartida de quienes
Te quieren y te comprenden.

Has llegado al túnel de la ausencia,
Recórrelo con la tristeza del momento
Y la esperanza de otra vida que llega.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Es "El Mentiras" y es "La Verdad".


Ascendemos en fila
Por la empinada cuesta
Que nos lleva a tu cima.

En el camino,
Que es el camino de nuestras vidas,
Y el de tu vida,
Sufrimos el esfuerzo físico
En los inclinados cuerpos
Y despejamos la mente
De pensamientos triviales.

Afloran sentimientos vitales
Que marcan nuestro destino.

Saltamos pequeños arroyos,
Vadeamos lagos azules,
Cruzamos caminos de tierra,
Que enlazan con los de la vida,
Y todas las contrariedades
Que nos agobian en “el día a día”,
Encogen a nuestro paso.

Compartimos sendero
Con otros seres,
Hermanos ahora.
Compartimos el agua,
Las vituallas y ...
Pomadas que calman.

Sentimos el ánimo y la mano amiga
En los momentos delicados,
Al borde del abismo
Tras las caídas del cuerpo ...
Y del espíritu.

Acariciamos cada instante
Y llenamos de emociones
Las mochilas del alma,
Que con esfuerzo
Cargamos a la espalda.

En la retina captamos
Nuestras propias sensaciones.

Subimos pendientes
Del veinte por ciento
Con la lengua fuera
Y la cara descompuesta.

Pero ha merecido la pena
Hemos llegado a tu cumbre,
Que es nuestra propia cumbre.

Gozamos de las vistas
Que nos ofreces ahí abajo,
Y ahí arriba,
En el cielo azul
De nuestros sueños.

Desde lo alto todo ha menguado,
Aquel temor que nos invadía
Se ha diluido en un momento.
La tristeza, que como niebla gris
Inundaba nuestros corazones,
Se ha esfumado al instante.

Ahora sólo hay luz,
Una luz que nos envuelve,
Que nos calienta
Y llena de energía
Para el descenso a la tarea,
Que de regreso nos espera,
Ahí abajo, en la rutina.

Hemos repuesto las fuerzas
Y curado las heridas,
Bajamos cansados
Con renovada alegría,
Sabiendo que nos espera
La cerveza fría
Que calme nuestra sed
Del cuerpo y de la vida.

">

miércoles, 21 de abril de 2010

A Coruña 21 de abril de 1980.


Hoxe, cando o Sol canso e feble
Comenzou a caer no horizonte,
Acordeime de ti, irmán,
Das nosas rifas e pelexas,
Das nosas duras discusións.

Por que tantos desgustos
Se agora, cando a túa presenza falta,
Todo son saudades e amargos recordos?

Hoxe, Javier, irmán, pensei en ti
E na familia estragada pola túa ausencia.
E, porén, todos teus os recordos
Foron gratos e emotivos.

Hoxe, de novo, vivín xunto a ti,
Volvemos rifar por uns minutos,
E descubrín, que no fondo,
Aprécioche e quéroche.

Hoxe, javier, viviches outra vez...
Co teu irmán.

">